Mas o menos Paulista

SAO PAULO, BRASIL.

*SP: la ciudad más interesante en Brasil
No es parroquialismo, sólo una simple observación: São Paulo no es sólo una de las ciudades más interesantes de Brasil, sino del mundo. Como también podría ser clasificada como una de las ciudades más estresantes, tal vez la más estresante de Brasil.
En mi opinión, la mejor ciudad no es la más bonita o agradable. Es aquella en la que existe la efervescencia de su capital humano, gente creando y renovando en todas partes, siempre con un proyecto en la cabeza.
Es un lugar donde se sienten desafíos diarios, siempre tiene un pie en el futuro y las personas se imaginan capaces de diseñar el mañana.
Por eso, una ciudad no es sólo de los que nacieron en ella. Es más de aquellos que llegan para hacer algo nuevo.
São Paulo es todo eso. Lo que no significa que sea más civilizada. Vivimos una barbarie cotidiana.
Pero para disfrutar de Sao Paulo (y a mi me gusta mucho) solo se logra si realmente se disfruta de vivir entre personas con tantos proyectos en la cabeza.

(Fuente: http://www1.folha.uol.com.br/colunas/gilbertodimenstein/865567-sp-a-cidade-mais-interessante-do-brasil)

¿Será?

IMG_20150702_160225227_HDR

Distintas caras de la ciudad

IMG_20150628_135731479

IMG_20150714_144427030_HDR

IMG_20150714_145043486_HDR

IMG_20150714_152948065_HDR

IMG_20150722_122228217_HDR

IMG_20150629_141006228

IMG_20150627_170314890_HDR

IMG_20150724_101429590_HDR

DSC04868

No estoy segura, pero creo que alguna de estas cosas me llevó a Brasil:
1-Quería aprender portugués.
2-La cultura brasilera me llamaba mucho la atención: su música, sus comidas, sus tradiciones, me parecen tan originales, tan distintas, que hasta llegué a pensar a este país como un continente separado del resto de América latina.
3-Si bien conocía Florianópolis y un poco del Sur de Brasil gracias a algunos viajes de vacaciones en familia y a un noviazgo de hace ya años, esta vez quería conocer las distintas regiones de Brasil, que, según dicen, varían completamente de un punto al otro.
4-La forma de ser de los brasileros me atrapa, no se si es como yo los percibo o es que la mayoría (no todos) de los que conocí tenían una forma de ser muy alegre, simpática, como si todo sería fiesta.
5-La película “Rio” (lo crean o no) fue un antes y después. Tanto me gustó que me propuse que en cuantito podía iba a ir a Brasil.

Así fue que llegué a Brasil. Primero a Porto Alegre, y después, con un proyecto de enseñar español en la universidad, a San Pablo, lugar en el que estoy viviendo hace más de un mes.
Para describir mi estado al vivir en esta ciudad del stress (así la bauticé para mis adentros), encontré una canción de Caetano Veloso que lo dice por mí: (libre interpretación)

Quando eu te encarei frente a frente não vi o meu rosto
Cuando te enfrenté frente a frente no vi mi rostro
Chamei de mau gosto o que vi, de mau gosto, mau gosto
Llamé de mal gusto lo que vi, de mal gusto, mal gusto
É que Narciso acha feio o que não é espelho
Es que Narciso encuentra feo lo que no es espejo
E à mente apavora o que ainda não é mesmo velho
Y asusta a la mente lo que todavía no es viejo

[…]

E foste um difícil começo
Y fuiste un difícil comienzo
Afasto o que não conheço
Alejo lo que no conozco
E quem vende outro sonho feliz de cidade
Y quien vende otro sueño feliz de ciudad
Aprende depressa a chamar-te de realidade
Aprende rápidamente a llamarte de realidad
Porque és o avesso do avesso do avesso do avesso
Porque eres el opuesto do lo opuesto de lo opuesto de lo opuesto

[…]

Una vez viviendo aquí, y tratando de acoplarme al ritmo de vida paulista, lo que mas me llamó la atención de San Pablo fue:
La diversidad de personas: de todos los colores, razas, orígenes, religiones, ideologías.
La orientación sexual es muy respetada, en especial en Avenida Paulista, donde se puede observar un montón de parejas homosexuales caminando por las veredas de la mano.
Que lleva un tiempo (bastante) para acostumbrarse al barullo e iluminación a la hora de dormir.

IMG_20150708_120923953

La ciudad llora

El precio de los alquileres es muy alto. (por ejemplo un departamento como en el que estoy viviendo, con dos habitaciones, cerca de Av. Paulista, estaría unos R$3000 más unos R$800 de expensas y otros gastos).  Más grande es una ciudad, más caro se vuelve todo. No dejo de asombrarme con los precios de las cosas. Y pensar que el salario mínimo en Brasil es de R$750 aproximadamente me parece exageradamente desorbitante.
Los mercados, restaurantes, bares, están abiertos hasta muy tarde (incluso hay supermercados abiertos las 24 horas). Es una ciudad que no duerme, literalmente. Me acuerdo de cuando era chiquita y a veces no podía dormir de noche, en lugar de contar ovejitas, trataba de pensar en que personas estarían despiertas a esa hora y estaríamos haciéndonos compañía a la distancia, se me ocurrían bomberos, enfermeras, los que trabajaban en las estaciones de servicio,  y después de unos pocos minutos se me acababa la lista. Si hubiese nacido en San Pablo, ¿hubiesen sido las mismas respuestas?, la lista quizá hubiese sido interminable. O la pregunta quizá hubiese sido otra…

IMG_20150703_124558350

En el super se puede ver al chico con patines que es el que lleva y trae dinero , de aquí para allá.

Palabras en portugués que me causan gracia: “Mozaaa”(con tonadita tierna), “acelera”, brincadeira, cadeira, “que feio eh”, tendría que grabarlas en un audio para que entiendan los que le quiero transmitir!
Transforman y hacen que suenen graciosas todas las palabras en ingles: Samsungi, Facebooki, Kodaki, Whatsappi, Shorti, a todas le agregan la “i” al final.
Me hace cuestionar varios significados de palabras cuando las traduzco al español: Esquisito=raro, Saudade=extrañar, Gravida=embarazada, Borracharia= Gomeria, después continuo.

DSC04712

Si querés hacer un omelete…. es preciso romper los huevos. ¿Será?

Es una ciudad efervescente (hay cosas para hacer todo el tiempo), estresante y muy abrumadora para mi gusto.
En el supermercado hay una variedad de frutas y verduras que me encanta, las voy probando de a poco. Entre mamão papais, mangas, maracujás, açaí, carambola y etcéteras, nunca fue tan lindo pasar por la verdulería del super.

IMG_20150702_160831925

Popurrí

IMG_20150624_194633820

Azaí con frutillas

IMG_20150714_161312767

Piñao, riñon, anona o sugar apple, nunca creí que una fruta podía tener tantos nombres. (Ni que podía ser tan empalagante)

IMG_20150714_161325058

Ficus, higo?

IMG_20150723_150253191_HDR

Lo compre pensando que era papaya, y resultó ser una palta gigante. Conclusión: “no te dejes guiar por las apariencias” – “y menos en relación a las frutas brasileras”- agregaría yo.

IMG_20150723_131537536

Chuchu

IMG_20150726_150738763

Carambola

IMG_20150624_162839291

Mango, melón, papaya, maracujá

IMG_20150716_210059298

Trozos de goiaba

IMG_20150714_002703

Jugo de coco

A veces se me da por ir a dar vueltas en colectivo sin rumbo, por curiosidad, para ver a donde me lleva. Es en esas situaciones que me concentro y me pongo a prestar atención al lenguaje de la calle, escucho conversaciones de cualquier persona, atiendo a los distintos escenarios, dejo que lo que vaya surgiendo en el camino me sorprenda….

IMG_20150629_015540

También atiendo a la cantidad de paredes intervenidas

Los edificios aquí, parecen nunca acabar, es como ver el horizonte del mar. Inalcanzable. Me provocan una sensación de infinitud. Aveces me exaspera no ver las estrellas, o tener que mirar tan para arriba para ver algún pedacito de cielo.

IMG_20150709_171357334_HDR

Inacabables

Sao paulo es la cocina de la economía de Brasil, algunos dicen que si muere esta ciudad, muere brasil. Incluso entre Paulistas y Cariocas existe cierta “rivalidad” en la que los cariocas acusan a los paulistas de duros trabajadores estresados, que laburan todo el día para que ellos (cariocas) puedan ir a las playas a descansar después de una sencilla jornada de trabajo. En otras palabras, les dan de comer.
El centro de la economía de Brasil se puede ver bastante concentradamente en Av paulista, aunque también se puede observar la otra cara de la moneda en esa mismísima avenida: mucha pobreza en las calles. Personas durmiendo en las calles, afuera de los locales, pidiendo dinero o comida. Tienen colchones, frazadas, techos y reparos precarios armados a base de paraguas, sabanas, cartones. Incluso hay un fenómeno que se repite todas las noches: a una determinada hora se puede ver gente de varias organizaciones repartiendo comida.

IMG_20150625_165528797

También en Av. Paulista se encuentran estas casillas que venden casi de todo en todas las esquinas. Los teléfonos públicos son otro de los “infaltables”.

Como llegué a San Pablo con un proyecto de AIESEC (muy parecido al que hice en Australia), pensé en buscar algún tipo trabajo para aquellos días que tenía libre, tanto por una cuestión económica como por una cuestión de aprendizaje y experiencia personal. Así fue como, gracias a un contacto amigo que conocí a través de Couchsurfing, comencé a trabajar en un hostel, que si bien no contribuyó que mi patrimonio incrementase descaradamente, me permitió  reducir los gastos al mínimo e interactuar con brasileros de todas partes del país y extranjeros de varios lugares del mundo, entrenar el portugués y el inglés, y asentarme en la ciudad de una forma distinta.  Además debo confesar que esta experiencia ha logrado entrenarme bastante en la atención de alguna de las locuras de los huéspedes: desde el que no para de fumar, tomar café y hablar con su psiquiatra por skype en plena 4am del lunes, hasta la que extraña a la mamá y te pregunta que puede comer hoy, te pide que le armes el menú, llames a la pizzeria y (casi) que comas la pizza por ella.

IMG_20150704_154956320

Con mi compañero de trabajo en Traipu Eco Hostel

IMG_20150705_161825440

La vista desde mi lugar de trabajo

Parece que los brasileros hacen todo con alegría: protesta con samba de fondo, las clases de bicicleta en el gimnasio fue con un profesor que hacia karaoke de canciones de Withney Houston, incluso las puteadas en el estadio de fútbol me daban la sensación que se estuviesen divirtiendo, como si contaran chistes. El portugués me parece una lengua contenta, alegre, tanto que me lleva a pensar que nunca se enojan. Alegría Não Tem Fim. 

IMG_20150709_200332642_HDR

El estadio Arena Corinthians, del día que fuí a ver un partido

IMG_20150709_195156372_HDR

Increíble pero real: hasta en los baños, en cada lavamanos, había un televisor desde el cual se podía seguir el partido. No vaya a ser cosa que justo metan un gol y vos estés haciendo tus necesidades!

El subte es algo muy pero muy estresante, y ni les digo cuando hay que hacer combinaciones. A veces, en especialmente en los horarios pico, toca esperar que dos camadas de gente pase y al tercer metro quizá podés recién subir. Escuché por ahí que existe un ranking de las líneas de subte mas feas. 

Es mucha la variedad de música: funky, sertanejo, samba, mpb, forro, pagode, etc. En este aspecto noto que los brasileros son bastante conservadores. Si no es su música, es música comercial yankee lo que suena en las radios o en la televisión. Es muy difícil dar en la radio con algún tema en español o de cualquier país de América latina. Me sorprendió que muchas veces en las clases, con mi compañera de México (país que está tan alejado de Argentina geográficamente hablando), coincidíamos mucho más que con los brasileños a la hora de hablar de bandas de todo tipo de música, cantantes o programas de televisión.

IMG_20150728_124113451

En mis intentos por dominar la lengua portuguesa, recurría a cualquier estrategia (pedagógica o no) que esté a mi alcance. Así es como llegué a llenar la casa de papelitos con los nombres de las cosas.

Otras de las cosas que observé y más me llamaron la atención en San Pablo fueron:

IMG_20150716_180642720

En las estaciones de servicio tenían una aspiradora que funcionaba a moneda. (quizá esto ya esté en Argentina y estoy un poco des-actualizada, pero la verdad que me pareció muy buena idea).

IMG_20150630_181335290

En algunas estaciones del metro te encontrabas con estas maquinitas para comprar libros, y lo mejor: vos ponés el precio (“pague cuanto usted piensa que vale”).

IMG_20150625_183717559

Esta librería-biblioteca era lo más: gente sentada leyendo por todos lados (piso, sillones, escaleras). Y un diseño arquitectónico bellisimo y acogedor.

DSC04889

Esto no es lo que más me llamó la atención de la ciudad sino de mi comportamiento: la capacidad de convivir con una rata. Comer, dormir y hacer todas mis actividades diarias con una rata al lado. (hasta casi que terminé queriéndola a Spiky)

IMG_20150723_124510498

No puede haber tanta variedad de porotos (feijao) en el supermercado!! No le quites el feijao del menú al brasilero porque se arma

IMG_20150628_214649543

Cómo celebran la “festa junina”

IMG_20150626_153041712_HDR

Los salones de la universidad en la que hice el intercambio estaban patrocinados por distintas empresas o compañías, cada sala tenia el nombre de quien la patrocinaba (por ej: sala itaipu) y las paredes estaban cubiertas de publicidades.

¿Que vine a hacer a San Pablo? Como muchos ya estarán enterados, vine a dar clases de cultura y español a la Fundación Getulio Vargas. Así como el año pasado fuí a Australia, ésta vez elegí Brasil como destino. Encontraba algo en éste país que me invitaba al desafío y acepté. En otro post contaré más en detalle sobre ésta experiencia.

received_10206475969205426

En la clase

DSC04876

Con uno de los grupos de alumnos del turno noche, gente de todas las edades

Además de las clases, fuimos varias veces a una ONG a trabajar(=jugar) con niños de 7 a 12 años:

IMG_20150729_153712330_HDR

Hora de la merienda

DSC04827

Aquí, con uno de los grupos más tranquilos.

Me reí mucho cuando pregunté a estos niños que conocían de Argentina y me empezaron a nombrar todo el plantel de la selección de fútbol (cada jugador con nombre y apellido).

Para la gran mayoría de estos chicos, ésta era la primera vez que tomaban contacto con gente que no era de su país, la primera vez que escuchaban otro idioma, que aprendían otros juegos, que escuchaban otra música… Me resultó interesante como estos niños se interesaban por eso que desconocían, como preguntaban tanto, se podía percibir sus ganas de aprender de lo diverso en una edad en la que los prejuicios parecieran estar aún no instalados.

Aprendí mucho de esta experiencia: de los niños, de las clases, del convivir todos los benditos días en éste lugar gigantesco.
Y por más que sepa que San Pablo definitivamente no es mi lugar en el mundo, muchas de las personas que habitan allí llegaron a darle un brillo tan particular a la ciudad que en algún punto hizo que me pareciese encantadora.
Gracias a todos aquellos que, de alguna forma u otra, hicieron que mi experiencia en San Pablo haya sido única, especial, maravillosa. Me llevo los mejores recuerdos.
Inmensamente agradecida.